Buñuelos de viento.

Laura Baltrons

VOTAR

25

Comparte
Avatar
Buñuelos de viento
Laura Baltrons

INGREDIENTES – CÓMO HACER BUÑUELOS DE VIENTO PERFECTAMENTE REDONDOS (RECETA FÁCIL):

-160 gr de harina de trigo
-160 gr de leche entera
-160 gr de agua mineral
-3 huevos grandes
-80 gr de azúcar + azúcar para rebozar
-50 gr de mantequilla
-una pizca de sal
-ralladura de naranja o limón (opcional)

PREPARACIÓN DE LA RECETA – CÓMO HACER BUÑUELOS DE VIENTO PERFECTAMENTE REDONDOS (RECETA FÁCIL):

Empezaremos preparando en un bol el agua, la leche, con la ralladura de naranja o limón si se la queremos añadir y el azúcar. Mezclamos y reservamos.

Por otro lado, tamizaremos la harina con un poco de sal en otro bol que dejaremos reservado también.
Una vez hecho, pondremos en un cazo a fuego medio la mantequilla y esperaremos hasta que se funda. En ese momento, agregaremos la mezcla de leche, azúcar y ralladura de limón que teníamos reservado.

Removeremos bien hasta que empiece a hervir y en ese momento, agregaremos de golpe la mezcla de harina que teníamos reservada, mezclando bien con la cuchara o espátula hasta que la masa quede seca, como veréis en el vídeo.

Vertemos la mezcla en un bol y batiremos la mezcla para que se r fríe durante unos 5 minutos. Se puede hacer con un robot tipo kitchenair o unas varillas amasadoras, incluso a mano.

Una vez que ya tengamos la masa templada le iremos añadiendo los huevos de uno en uno y integrando. Hasta que no tengamos el primero integrado no añadiremos el otro. Y así los verteremos todos. Cuando te vamos la masa bien cremosa y mezclada. Dejaremos de batir y nos dispondremos a freír los buñuelos. Es importante no esperar a que repose la masa para empezar a freír.

Pondremos en un cazo abundante aceite de girasol y cuando tengamos el aceite caliente (aproximadamente a 180º) iremos metiendo los buñuelos de uno en uno. Para darle la forma redondita y del mismo tamaño usaremos una cucharita de postre y nos mojaremos las manos en aceite para darles la forma.

Es importante no freír más de 4 buñuelos a la vez para no bajar la temperatura del aceite en exceso y que se nos queden crudos por dentro. Una vez bien dorados, los iremos sacando y depositando sobre un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

Mientras estén aun calientes los rebozaremos en azúcar blanca, que podremos aromatizar con anís, canela o vainilla, lo que más nos guste.

Y ya tenemos nuestros buñuelos de viento listos para ser disfrutados.